Banco de putas

famosas prostitutas de lujo prostitutas jovenes de lujo

Conozco otras agencias en Madrid, pero aquí en Barcelona no conozco nada y mi amigo me ha dicho que sois muy serios y eso Eso os lo garantizo antes de que Y somos gente muy seria, así que no andamos con mariconadas Sin embargo, en esta ocasión, sí aparecían rostros conocidos entre aquellas meretrices de lujo. Los 6o euros que entregué a la madame no podían estar mejor invertidos. Pero estoy hablando de una chica normal. Si paga lo que ella quiere sí que viene, claro. Angie habla con total seguridad sobre el precio de cada una de ellas.

Muchas de aquellas chicas habían sido misses en sus respectivas ciudades, que después no habían alcanzado la corona en el certamen de Miss España, pero no se habían resignado a regresar a su vida anterior tras catar las mieles del éxito y el glamour.

Reconozco que me excité. Pero no sé si mi excitación se debía a los cuerpos esculturales y los rostros perfectos que estaba contemplando o al mundo secreto que estaba descubriendo desde mi falsa identidad como narcotraficante y proxeneta millonario y vicioso. Una muy famosa, y dos chicas normales. Yo hablo en pesetas.

Y las otras unas , Alguna de ellas estaba en el segundo book. Pero Sonia pide dos millones Pero me han dicho que es bastante sosita —me responde la madame para mi sorpresa. Esos servicios, sin sexo, se quedan en tomo a las Angie, y si lo hacemos así, igual nos regalas el strip—tease Hablé con seguridad y relajado y Angie me siguió la corriente sonriendo mis gracias.

Se había creído completamente mi interpretación y estaba dispuesta a regalarme, en el pack de la orgía, el strip-tease de una famosa. La primera vez que yo vi a Malena aquí, dije: Una madame con gran experiencia en el mundo de la prostitución sabe lo difícil que resulta, para la mayoría de las chicas, salir de él.

Independientemente de que sean famosas, escorts de alto standing o rameras callejeras. El dinero que se mueve en este negocio es incalculable. Sin embargo las secuelas psicológicas que inflige esa forma de vida suelen ser terribles. No es cierto que sólo comercien con su cuerpo.

Mientras yo continuaba grabando los books, Manuel y Angie hablaban de alguna de las chicas con las que él se había acostado en esa agencia. Todas tienen amigos, vecinos, padres y algunas hasta hijos, que sufrirían al descubrir su doble vida. Y el objeto de mi investigación son los proxenetas, no sus víctimas.

Antes de marcharnos de la agencia Numancia, Angie se ofreció a enseñarnos a algunas de las chicas que en ese momento estaban disponibles en la casa, esperando en una habitación contigua. Así que finalmente ante nosotros desfilaron varias señoritas muy atractivas que quedaron inmortalizadas en la cinta de vídeo. Al despedimos, Angie, convencida de que se le avecinaba un gran negocio, me entregó su tarjeta.

Sobre la dirección y teléfono de aquel burdel de lujo, sólo una escueta línea: El burdel de la Gran Hermana Ya no tenía ninguna duda. Al menos en buena medida, y al menos en lo referente a algunas de las acusadas, lo expuesto por Rodríguez Menéndez en la revista Dígame era cierto. No sólo Malena Gracia se dedicaba a la prostitución de alto standing. Si existe alguien que conozca todos los burdeles del noroeste mejor que su propia casa, ése es Paulino.

Y en este caso se convertiría en el sabueso que olfatearía el rastro de El Suizo. Me debes un polvo. Tu Suizo se llama Ulises A. El local no es demasiado grande. Regentado por una ex prostituta tailandesa llamada Sariya T.

Pero mi investigación iba por otros derroteros. Las noticias no podían haber sido peores. Desde mi anterior viaje a Murcia, Sunny me había dejado muy claro que cada vez que desease hablar con su protegida tenía que telefonearle a él y no a las amigas del Eroski, a las que llamaba anteriormente cuando quería charlar con la nigeriana. Naturalmente, quien esto escribe sabe que debe tener pruebas de todo lo que dice, por eso grababa todas las conversaciones telefónicas, lo que me permite ahora reproducirlas exactamente: Allí debajo de su No es muy grave.

Yo te llamé el otro día porque llamé a una amiga suya que me dijo que estaba en el hospital, y te llamé a ti pero no me cogías. Ella salió de la casa a las 11, y a las Pero pistola de esa de Pensé que era una pistola de verdad. Cuando llegue a casa te llamo. Por esa razón preferí no acercarme a las africanas de La Paloma y probar suerte con una colombiana que me miraba fijamente desde la barra.

La cosa no pudo haber salido mejor. En ese momento me di cuenta de mi debilidad. Lo habitual en los burdeles de carretera, una vez se inicia la conversación con una fulana, es que el cliente aproveche para magrear sus pechos, nalgas o directamente su sexo.

Mil veces presencié cómo a mi lado los puteros exploraban la anatomía de las féminas como puntillosos ginecólogos. Sin embargo yo nunca pude hacerlo. Nunca fui capaz de imitar el comportamiento soez y grosero de mis compañeros de correrías como Paulino. Sabía que nadie iba a mirarme mal si lo hacía. Ni siquiera las busconas, habituadas a soportar los toqueteos lascivos de los clientes.

Sin embargo era superior a mí. Y aun siendo consciente de que mi personaje, un chulo y proxeneta acostumbrado a traficar con zorras, debía estar a años luz de esos prejuicios morales, nunca fui capaz de hacerlo.

Me parecía que aquellas personas, por prostitutas que fueran, merecían un poco de respeto y dignidad. Y aquella noche era un buen ejemplo. Mientras Paulino introducía sin pudor la mano bajo el vestido y las braguitas de la ramera, me miraba con una sonrisa de complicidad.

Yo, como siempre, me tragaba el asco y respondía a su sonrisa. Pero al ver que yo no terminaba de atacar a mi furcia, empezó a fruncir el entrecejo: Esquivé el interrogatorio como pude y decidí alejarme un poco con la colombiana para intentar entrevistarla sin interferencias del putero. Justo es reconocer que tanto la encargada, a la que investigaría a fondo posteriormente, como las fulanas de La Paloma hablaban con agradecimiento del misterioso Suizo.

La sentencia de este juicio también obra en mi poder. Así que me concentré en lo que pudiera decirme la buscona, que parecía tener tantas manos sobre mi cuerpo como Paulino sobre el de su acompañante. En un momento de la conversación, la colombiana me explicaría que el dueño de La Paloma sólo va una vez por semana, los martes, para hacer caja.

No podía dar crédito. Si aquello era lo que parecía, había tenido mucha suerte. Esa muestra de tacañería lo había delatado. El siguiente paso estaba claro. Le corté el rollo a Paulino y lo arrastré hasta el coche para poner rumbo de nuevo a La Coruña. Ahora faltaba localizar la cafetería del propietario de La Paloma.

Todo el mundo en la ciudad parecía conocer aquel local. Entendí el porqué en cuanto puse un pie en la cafetería. Ruth, la ramera del Riviera, no me había mentido. Pero el abogado se ha atrevido a detallar los "cachés" de algunas famosas: En esa lista negra también esta M.

El abogado niega que esté colaborando con Salas: Sonia Monroy ha reconocido implícitamente que en el mundo de la televisión se ofrecen los favores sexuales de modelos y presentadoras a cambio de dinero: Sonia confiesa que Antonio Salas, autor del libro "El año que trafiqué con mujeres", contactó con ella: Asimismo, la joven ha avisado que el asunto puede pasar a los jueces dependiendo del contenido del libro: Pese a tener la conciencia tranquila, comenta que sí esta enfadada: Sonia también ha hablado de su relación con Malena Gracia: Todo este asunto acaba de empezar.

Empieza la ronda también de los programas especializados en corazón: Actualidad Famosos Entretenimiento Curiosidades. Enviar por email Comentar 0 Imprimir. Un libro de investigación sobre la prostitución provoca polémica sobre la doble vida de algunas presentadoras y tertulianas habituales de la televisión.

Lluvia de nombres y acusaciones con amenazas de denuncias.

Tras la top model, comenzó a desfilar ante mis ojos todo un elenco de mujeres espectaculares. Voy a hablar con María, ahora vengo. Aquello sonaba prometedor y exactamente cinco minutos y diez segundos después, Mery regresó con la información.

Evidentemente estaba en el buen camino. Prometí llamar unos días después —cosa que hice—, y salí con Manuel de la agencia, aparentemente contrariado. De La isla de los famosos al Hotel Glam En el fondo tuve mucha suerte.

Si hubiese encontrado en aquel primer book a las supuestas famosas dedicadas a la prostitución, no habría tenido sentido que Manuel me descubriese otras agencias, tanto en Madrid como en Barcelona, dedicadas al proxenetismo de alto standing.

Por eso aproveché su malestar ante el hecho de no haber encontrado lo que yo buscaba. El empresario quería impresionarme y aunque la promesa de María de hacer gestiones en Madrid sonaba prometedora, yo puse, intencionadamente, en tela de juicio su pretendido conocimiento del tema para provocar al empresario.

Porque salgan en una portada enseñando las tetas o porque hagan un anuncio de joyería no se las puede llamar famosas, joder. Vamos a ir a la agencia de Angie que lleva a muchas famosas.

El empresario había mordido el anzuelo. Tras hablar unos minutos por teléfono entramos en mi coche y nos dirigimos a la calle Numancia.

Nos abrió una mujer que aparentaba unos cincuenta años de edad, y estaba a años luz de la sofisticación, la clase y el estilo de la agencia Standing—13CN. Sin embargo, tras saludar a Manuel, la madame, que tiene toda la pinta de eso, me examinó de arriba abajo con la mirada. Me alegré de la inversión que había hecho en la ropa, los gemelos y el llavero del inexistente Mercedes que completaban mi disfraz. Por fin la celestina sonrió y nos invitó a pasar.

Madame Angie nos condujo a una gran sala, donde nos invitó a sentamos. Es una forma de filtrar a los clientes que verdaderamente tienen dinero y no les importa gastar. Entonces quería tres señoritas, pero que al menos una de ellas fuese, bueno, conocida.

Conozco otras agencias en Madrid, pero aquí en Barcelona no conozco nada y mi amigo me ha dicho que sois muy serios y eso Eso os lo garantizo antes de que Y somos gente muy seria, así que no andamos con mariconadas Sin embargo, en esta ocasión, sí aparecían rostros conocidos entre aquellas meretrices de lujo.

Los 6o euros que entregué a la madame no podían estar mejor invertidos. Pero estoy hablando de una chica normal. Si paga lo que ella quiere sí que viene, claro. Angie habla con total seguridad sobre el precio de cada una de ellas. Muchas de aquellas chicas habían sido misses en sus respectivas ciudades, que después no habían alcanzado la corona en el certamen de Miss España, pero no se habían resignado a regresar a su vida anterior tras catar las mieles del éxito y el glamour.

Reconozco que me excité. Pero no sé si mi excitación se debía a los cuerpos esculturales y los rostros perfectos que estaba contemplando o al mundo secreto que estaba descubriendo desde mi falsa identidad como narcotraficante y proxeneta millonario y vicioso.

Una muy famosa, y dos chicas normales. Yo hablo en pesetas. Y las otras unas , Alguna de ellas estaba en el segundo book. Pero Sonia pide dos millones Pero me han dicho que es bastante sosita —me responde la madame para mi sorpresa.

Esos servicios, sin sexo, se quedan en tomo a las Angie, y si lo hacemos así, igual nos regalas el strip—tease Hablé con seguridad y relajado y Angie me siguió la corriente sonriendo mis gracias. Se había creído completamente mi interpretación y estaba dispuesta a regalarme, en el pack de la orgía, el strip-tease de una famosa. La primera vez que yo vi a Malena aquí, dije: Una madame con gran experiencia en el mundo de la prostitución sabe lo difícil que resulta, para la mayoría de las chicas, salir de él.

Independientemente de que sean famosas, escorts de alto standing o rameras callejeras. El dinero que se mueve en este negocio es incalculable. Sin embargo las secuelas psicológicas que inflige esa forma de vida suelen ser terribles. No es cierto que sólo comercien con su cuerpo.

Mientras yo continuaba grabando los books, Manuel y Angie hablaban de alguna de las chicas con las que él se había acostado en esa agencia.

Todas tienen amigos, vecinos, padres y algunas hasta hijos, que sufrirían al descubrir su doble vida. Y el objeto de mi investigación son los proxenetas, no sus víctimas.

Antes de marcharnos de la agencia Numancia, Angie se ofreció a enseñarnos a algunas de las chicas que en ese momento estaban disponibles en la casa, esperando en una habitación contigua.

Así que finalmente ante nosotros desfilaron varias señoritas muy atractivas que quedaron inmortalizadas en la cinta de vídeo. Al despedimos, Angie, convencida de que se le avecinaba un gran negocio, me entregó su tarjeta. Sobre la dirección y teléfono de aquel burdel de lujo, sólo una escueta línea: El burdel de la Gran Hermana Ya no tenía ninguna duda. Al menos en buena medida, y al menos en lo referente a algunas de las acusadas, lo expuesto por Rodríguez Menéndez en la revista Dígame era cierto.

No sólo Malena Gracia se dedicaba a la prostitución de alto standing. Si existe alguien que conozca todos los burdeles del noroeste mejor que su propia casa, ése es Paulino. Y en este caso se convertiría en el sabueso que olfatearía el rastro de El Suizo. Me debes un polvo. Tu Suizo se llama Ulises A.

El local no es demasiado grande. Regentado por una ex prostituta tailandesa llamada Sariya T. Pero mi investigación iba por otros derroteros. Las noticias no podían haber sido peores. Desde mi anterior viaje a Murcia, Sunny me había dejado muy claro que cada vez que desease hablar con su protegida tenía que telefonearle a él y no a las amigas del Eroski, a las que llamaba anteriormente cuando quería charlar con la nigeriana.

Naturalmente, quien esto escribe sabe que debe tener pruebas de todo lo que dice, por eso grababa todas las conversaciones telefónicas, lo que me permite ahora reproducirlas exactamente: Allí debajo de su No es muy grave. Yo te llamé el otro día porque llamé a una amiga suya que me dijo que estaba en el hospital, y te llamé a ti pero no me cogías. Ella salió de la casa a las 11, y a las Pero pistola de esa de Pensé que era una pistola de verdad.

Cuando llegue a casa te llamo. Por esa razón preferí no acercarme a las africanas de La Paloma y probar suerte con una colombiana que me miraba fijamente desde la barra. La cosa no pudo haber salido mejor. En ese momento me di cuenta de mi debilidad.

Lo habitual en los burdeles de carretera, una vez se inicia la conversación con una fulana, es que el cliente aproveche para magrear sus pechos, nalgas o directamente su sexo.

Mil veces presencié cómo a mi lado los puteros exploraban la anatomía de las féminas como puntillosos ginecólogos. Sin embargo yo nunca pude hacerlo. Nunca fui capaz de imitar el comportamiento soez y grosero de mis compañeros de correrías como Paulino. Sabía que nadie iba a mirarme mal si lo hacía. Ni siquiera las busconas, habituadas a soportar los toqueteos lascivos de los clientes. Sin embargo era superior a mí. Pues una como ella puede costar de Pero si sale en televisión, ahí es cuando realmente empieza a tener morbo.

Yo he conocido a muchas azafatas de programas, o actrices que han hecho pequeños papeles, o que hacen spots comerciales. Una de ésas te puede costar Aunque todo esto es muy relativo.

Pero las famosas de verdad, las presentadoras, actrices, cantantes, etcétera, ésas no te bajan del millón de pelas. Aprovechando la publicación del libro, el polémico abogado ha vuelto a retomar el tema, ha aparecido en programas de televisión en horario diurno, y ha contado lo que cree saber.

Investigamos que hay muchas famosas, que la gente las considera famosas, que son simples putas, putas de lujo, que su caché subía de acuerdo a las veces que salían e iban a televisión". Rodríguez Menéndez desvela que hay mucha gente implicada en este negocio: Cuando las veo sentadas en los programas de corazón, sentadas como famosas Pero el abogado se ha atrevido a detallar los "cachés" de algunas famosas: En esa lista negra también esta M.

El abogado niega que esté colaborando con Salas: Sonia Monroy ha reconocido implícitamente que en el mundo de la televisión se ofrecen los favores sexuales de modelos y presentadoras a cambio de dinero:

famosas prostitutas de lujo prostitutas jovenes de lujo

Famosas prostitutas de lujo prostitutas jovenes de lujo -

Tan sólo había que disponer del dinero suficiente para comprarlos. Esta prostituta de lujo llamada Karmen Karma tiene una buena cartera de clientes. Me parecía que aquellas personas, por prostitutas que fueran, merecían un poco de respeto y dignidad. Madame Angie nos condujo a una gran sala, donde nos invitó a sentamos. Me parecía que aquellas personas, por prostitutas que fueran, merecían un poco de respeto y dignidad. Lo Sentimos pero no puede seguir adelante sino te conectas a la web con tus datos. Prometí llamar unos días después —cosa que hice—, y salí con Manuel de la agencia, aparentemente contrariado. Lluvia de nombres y acusaciones con amenazas de denuncias. Una muy famosa, y dos chicas normales. A mí me calienta cada vez que la veo en la tele.

0 thoughts on “Famosas prostitutas de lujo prostitutas jovenes de lujo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *