Banco de putas

las prostitutas mas guapas enfermedades de las prostitutas

Era una calle amplia, repleta de luces y carteles que copaban las paredes. Adentro, una pareja, él chino, ella vietnamita, esperaba en silencio. La conversación apenas duró unos minutos. Tenía unos 30 años y hablaba en su idioma. Media hora después, otras dos jóvenes de origen vietnamita aparecieron en la vivienda. Fue entonces cuando la mujer se dirigió a Thuy: Normalmente, los brokers les permiten rechazar a uno o incluso dos pretendientes, pero después las amenazan: A Thuy la vendieron por 1.

Una cantidad ridícula para los miles de euros que sus captores obtuvieron prostituyéndola durante dos años. Todas fueron vendidas después a otros brothels. La mayoría de los clientes eran chinos. Entraban, elegían y subían a las habitaciones con las chicas. Ellas ni siquiera conocían el precio de sus servicios. Así, Thuy nunca sabía cuando su deuda quedaría saldada.

En prisión nos trataban como si fuésemos cerdos. Cuando no estaba trabajando, Thuy pasaba el tiempo en la casa. Las chicas apenas podían comunicarse.

Sólo nos enseñaron algunas palabras en el dialecto local, que es totalmente diferente. Pese a todo, Thuy consiguió trabar amistad con un cliente. En una ocasión me dijo que su teléfono podía llamar a Vietnam, así que le pregunté si me dejaría llamar a mi hermana.

Por un instante las nubes de la memoria se vuelven negras. Thuy se seca los ecos de aquel dolor con las mangas de una chaqueta rosa de punto con la que hoy, tres años después, se protege de la llegada del monzón. Habían pasado sólo unos meses desde su llegada a Guang Xi cuando la trasladaron de nuevo. La Policía china había efectuado varias redadas contra la trata de blancas en la ciudad, así que el jefe decidió trasladar el brothel a una zona rural.

Era un paisaje bucólico, una campiña rodeada de un bosque frondosos y tierras fértiles. Al cabo de unas semanas, la pareja adquirió una nueva joven. Era un muchacha hermosa, de unos 13 o 14 años, también de origen vietnamita.

Incapaz de resignarse, la pequeña se rebelaba con todas sus fuerzas. No la podían dejar sola, así que la llevaban con ellos a todas partes.

En una ocasión, el marido tenía que viajar a su ciudad natal para arreglar unos asuntos de familia. Hicieron el trayecto en su coche particular. En el camino, en un peaje, la joven vio a la Policía y empezó a gritar. La Policía detuvo el coche y en cuestión de horas todas las chicas del brothel fueron liberadas. Entonces ocurrió lo de la Policía.

Nos tiraban la comida en cajas sucias y todas teníamos que compartir la misma caja. Yo estaba muy asustada porque en esa zona operan las mafias.

Tras cruzar la frontera, las siete mujeres se dirigieron a Lang Son, donde una de ellas tenía una vivienda. Aunque lo habían perdido todo. Ya no eran vírgenes, ni inocentes. Ya tenían un pasado del que huir eternamente. En muchos casos, han sido las propias familias las que han vendido a las chicas. En Vietnam suele ser alguien cercano, un amigo, un vecino, un novio o un pariente lejano. Thuy temía que su familia la repudiara. Que la hubiesen olvidado tras aquellos dos años.

Con eso apenas podría telefonear a mi hermana y dejarle un mensaje para que me llamase. La gente describe la prostitución como algo glamoroso, elegante -como en la historia de la película " Pretty Woman " "Mujer bonita" - pero no es nada parecido.

Una prostituta puede acostarse con cinco extraños al día. No se trata de relaciones, nadie me traía flores, te lo aseguro. Estaban usando mi cuerpo como un inodoro. Yo no sé por qué esos hombres me atacaron. Sólo sé que la sociedad hace que se sientan cómodos haciéndolo.

Trajeron consigo su ira o su enfermedad mental o lo que sea y decidieron desquitarse con una prostituta, sabiendo que yo no podía acudir a la policía y que si lo hacía, no me tomarían en serio. Pero después de un tiempo, después de acostarse con todos los que puedes, después de que te han estrangulado, de que te han puesto un cuchillo en la garganta o te han puesto una almohada sobre la cabeza, necesitas algo que te dé valentía.

Mi vestido se atascó en la puerta y él me arrastró por seis cuadras. Me arrancó la piel de mi cara y de un costado de mi cuerpo. Fui al hospital y me llevaron inmediatamente a Emergencias. Debido a la condición en la que me encontraba, llamaron a un oficial de policía quien me vio y dijo: Yo oía cómo la enfermera se reía con él.

Me dejaron en la sala de espera pues yo no valía nada, como si no mereciera los servicios de Emergencias después de todo. Y fue en ese momento, mientras esperaba a que llegaran los del nuevo turno y a que alguien me atendiera, que empecé a reflexionar sobre mi vida.

Hasta entonces, siempre había tenido alguna idea de qué hacer, a dónde ir, cómo levantarme de nuevo. Recuerdo que miré hacia arriba y le dije a Dios: Dios se ocupó de mí inmediatamente. Una doctora vino, me atendió y me dijo que fuera a la asistencia social del hospital.

Pero me dieron un tiquete de bus para que fuera a un lugar llamado Casa Génesis, que manejaba una maravillosa inglesa llamada Edwina Gateley, quien se convirtió en mi heroína y mentora. Me ayudó a cambiar mi vida. Me dijeron que me tomara mi tiempo y que me quedara cuanto fuera necesario. Me quedé casi dos años. Gracias a Edwina Gateley aprendí sobre el valor de esa profunda conexión que puede darse entre mujeres, ese círculo de confianza, amor y apoyo que un grupo de mujeres se pueden dar entre ellas.

Pero empecé a ser voluntaria con trabajadoras sexuales y a ayudar en una investigación de una universidad. Después de un tiempo me di cuenta de que nadie estaba ayudando a esas jóvenes. Nadie iba y les decía: Un atrapasueños es un objeto de los americanos nativos que se cuelga cerca de la cuna de los niños. Se supone que no deja pasar a las pesadillas.

Eso es lo que nosotras queremos hacer: También tenemos clubes después de clases con jóvenes iguales a como yo era en los Una puede ser callada e introvertida, mientras que otra es ruidosa y odiosa. Las conocimos cuando tenían 11, 12, 13 años de edad y estaban completamente destruidas. Ha habido gente que me dice: Él es un experto en prostitución". Yo lo miro y me dan ganas de decirle: Algunos piensan que lo que ayudaría a las trabajadoras sexuales es que su trabajo no fuera ilegal. Puede estar bien para una, que esté pagando su carrera de Derecho, pero no para otra, quien fue abusada cuando era niña, quien nunca tuvo otra opción, quien sólo estaba tratando de conseguir dinero para comer.

Pero déjame preguntarte algo: Puede parecer bien ahora. La chica que estudia Derecho puede decir que sólo tiene clientes de calidad que llegan a través de una agencia, que ella no trabaja en las calles sino que se encuentra con ellos en habitaciones de hotel. Uno siempre se encuentra con un loco que viene con otros tres o cuatro tipos, que se meten a la fuerza en tu cuarto y te violan en grupo, se llevan tu teléfono y todo tu dinero.

Esa es la realidad de la prostitución. Hace tres años me convertí en la primera mujer del estado de Illinois a la que le borraron sus condenas por prostitución de su récord. Las mujeres que han sido torturadas, manipuladas y a las que les han lavado el cerebro deben ser tratadas como sobrevivientes, no como delincuentes.

Después de haber sido prostituta, sencillamente no estaba preparada para tener una relación. Pero, tras tres años de abstinencia, conocí a un hombre extraordinario. Yo fui muy quisquillosa: Cuando me miraba, ni siquiera veía esas cosas. Él dice que todo lo que veía era una chica con una sonrisa preciosa con la que quería compartir su vida. Y yo también quería ser parte de la suya.

las prostitutas mas guapas enfermedades de las prostitutas

Las prostitutas mas guapas enfermedades de las prostitutas -

Hablan ellas de sí mismas. Antes del servicio se utilizaba el desinfectante y la mujer firmaba el pasey a la salida el soldado debía entregar al oficial médico la lata vacía y el documento rubricado. Cuando se piensa que todos los trabajadores sexuales son víctimas, no se puede discutir sobre las diferentes condiciones de trabajo en las que se encuentran. Un año después de irse con su padrote, Jessi resultó embarazada y a los seis meses del nacimiento de Kevin, su padrote se lo quitó y lo dejó al cuidado de sus abuelos paternos. Su asociación se encarga de brindar apoyo a las mujeres que se acercan a ella. Mujer asegura que Oreo le debe USD mil por crear el sabor cereza-cola. Habían pasado sólo unos meses desde su llegada a Guang Xi cuando la trasladaron de nuevo. No hace falta añadir nada. Si me sale algo mejor, pues no vuelvo".

0 thoughts on “Las prostitutas mas guapas enfermedades de las prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *