Banco de putas

prostitutas raval barcelona perfil de prostitutas en españa

En la calle de Sant Ramon, conocida años antes por los vecinos como " la calle de las putas ", ahora no hay apenas presencia de la prostitución.

Delante del bar Marsella hay cada noche una furgoneta de la policía. Casademont afirma que esto ha hecho aumentar la presencia de drogodependientes, y destaca que su perfil es distinto al de hace unos años: El pasado jueves, un hombre intentó agredir a una prostituta embarazada con una jeringuilla usada, y gritó que alguien tenía que hacer el trabajo que no hace la policía.

Alexandra, de Rumanía, lleva tres semanas trabajando de noche en la zona. Los vecinos se muestran escépticos sobre la influencia que las reivindicaciones vecinales pueda tener en la ola de violencia. Los había, pero eran escasos", aclara el historiador. Y en , en plena dictadura franquista, los burdeles, cerrados durante la guerra, no solo volvieron a reabrirse sino que se oficializó la prostitución y se realizaban controles sanitarios a las meretrices.

Pero España quería entrar en la ONU y fueron las presiones internacionales Naciones Unidas había firmado un decreto abolicionista las que motivaron el cierre de las mancebías en Lo que cualquiera puede observar hoy es la variedad de la oferta y su visibilidad, sea en clubes o locales de alterne de carretera o urbanos o en anuncios en prensa", asegura el historiador. La socióloga italiana Licia Brussa, experta en estudios sobre la prostitución en Europa, también cree que en España este fenómeno es particularmente visible.

Brussa sabe de lo que habla, afincada en Holanda -un país donde la prostitución es legal y las prostitutas cotizan a la seguridad social- desde hace décadas, lleva mucho tiempo trabajando para Tampep, una asociación que defiende los derechos de las trabajadoras del sexo. Brussa también habla de cómo la doble moral católica ha contribuido a construir una realidad que percibe la prostitución como forma de placer inmediato.

Y al abrigo de esa percepción, crecen los jóvenes que la utilizan, o quienes frecuentan los burdeles solo para tomar una copa, o para celebrar un cumpleaños o una despedida de soltero. Este funcionario de 35 años reconoce que acude "de vez en cuando" a clubes nocturnos con sus amigos.

No es obligatorio y no todos lo hacen", cuenta. Economizan tiempo y sentimientos. Así, y muestra del culmen de esa normalización, el perfil de cliente de la prostitución en España ha rejuvenecido progresivamente. Hace tan solo cinco, nuevos estudios revelaban que la presencia de jóvenes de 20 había aumentado, y que la media de edad se situaba ya en los 30 años. Hago lo que quiero hacer, es como si dijera: Porque ahí nadie hace ese tipo de discurso.

No lo vendo, es una herramienta. Han decidido que es una opción mejor que otras. Eso ya te genera relación. También por haberme acercado a asociaciones. Estar activa en redes sociales diciendo que soy puta también ayuda, aunque lo de estar en redes no es algo que necesite personalmente.

En el sentido de que antes era un trabajo oculto, considerado denigrante, y a raíz de figuras como Sasha Grey, Stoya , o aquí en España, Amarna Miller , se ve que son personas independientes, con inquietudes, que no se esconden.

He analizado mucho por qué el porno antes era algo horrible y ahora no lo es tanto. Es por figuras como ellas, por el trabajo que han hecho de visibilizar y profundizar en su persona: Soy todas estas cosas y elijo hacer porno porque me da la gana". Creo que con la prostitución también puede pasar, porque las putas jóvenes empiezan a no querer tener una doble vida, quieren hablar en primera persona, no que hablen otros por ellas. También no tener prejuicios con el sexo, conocerte a ti misma y ser honesta contigo misma.

Y sobre todo, tener una estrategia, tomar decisiones proactivas e inteligentes. Hay que tener un poco de mentalidad emprendedora. En tu blog contaste que el primer cliente fue muy bien.

Fue difícil antes de empezar, estaba en plan "puede pasar esto, puede pasar esto otro Puse el anuncio y me empezó a llamar muchísima gente. Sentía bastante inseguridad y pasaron días antes de empezar realmente a trabajar. Lo difícil fue superar mis miedos. Un eufemismo que se suele utilizar al hablar de prostitución es "vender su cuerpo". Porque todo el mundo trabaja con su cuerpo. Ahí nadie hace ese tipo de discurso.

Mi cuerpo no son los genitales, mi cuerpo es toda yo, y uso mi cuerpo y mi cabeza en el trabajo como cualquier otra persona. Un servicio íntimo con conexión sexual y humana. Dos personas iguales que quieren compartir un momento agradable sin presiones y sin culpa. Se produce un contexto de cercanía, teniendo claro que soy una persona, no una cosa para que te la folles. El problema es que la gente que empieza a prostituirse lo hace de forma precipitada por estar en una situación de necesidad.

Haces muchas referencias a que proporcionas "un espacio seguro". Esto no es "el cliente siempre tiene la razón". No, hago muchos filtros porque soy consciente de que no todas las personas que acuden a la prostitución tienen esta idea de las relaciones. Hablemos del filtro de clientes. He notado que antes tenías en la web el teléfono y ahora lo has quitado. Que llevo dos años trabajando y me he dado cuenta de que me llama mucho idiota.

Tengo poca paciencia con cierto tipo de gente. Cuando pones tu teléfono en internet te llama mucha gente que solo ve tus fotos, el teléfono y te dicen: Ahora pido que me contacten por escrito y eso es muy diferente: Sí, el primer contacto es por correo pero luego te pediré hablar antes de la cita. Quiero escuchar tu voz y asegurarme de que lo tenemos todo claro.

Y cuando me he equivocado, ya tenía dudas de antes. Doy pie a que compartan lo que para ellos sea importante. Si alguien quiere algo especial me lo dice y veré si me apetece o no. Para mí es importante fijar el día y la hora, que tengan claro que va a ser todo con preservativo y que tengan claras las tarifas.

Los precios suben si se incluye en la cita salir a comer o acompañamiento a cualquier evento. Una noche entera son 1. Lo he pensado, pero ahora mismo no me interesa mucho. A mí me gusta tener mi espacio y mi tiempo, no quiero hacer servicios que me condicionen tanto.

Pero sí que es importante para mí tener al menos un día libre, que suelen ser los lunes. Y no trabajo los días de regla. Cambia, depende mucho de mi predisposición. Me parece irrelevante hablar de cifras, e incluso invasivo. Por edad suelen ser de veintimuchos para arriba. Porque después de dos años me he dado cuenta de que es necesario educar a los clientes. Desde el anonimato es normal que digan barbaridades.

prostitutas raval barcelona perfil de prostitutas en españa

Y la prostituta, al contrario que la amante, no ponía en peligro el matrimonio. Los había, pero eran escasos", aclara el historiador. Y en , en plena dictadura franquista, los burdeles, cerrados durante la guerra, no solo volvieron a reabrirse sino que se oficializó la prostitución y se realizaban controles sanitarios a las meretrices.

Pero España quería entrar en la ONU y fueron las presiones internacionales Naciones Unidas había firmado un decreto abolicionista las que motivaron el cierre de las mancebías en Lo que cualquiera puede observar hoy es la variedad de la oferta y su visibilidad, sea en clubes o locales de alterne de carretera o urbanos o en anuncios en prensa", asegura el historiador. La socióloga italiana Licia Brussa, experta en estudios sobre la prostitución en Europa, también cree que en España este fenómeno es particularmente visible.

Brussa sabe de lo que habla, afincada en Holanda -un país donde la prostitución es legal y las prostitutas cotizan a la seguridad social- desde hace décadas, lleva mucho tiempo trabajando para Tampep, una asociación que defiende los derechos de las trabajadoras del sexo. Brussa también habla de cómo la doble moral católica ha contribuido a construir una realidad que percibe la prostitución como forma de placer inmediato.

Y al abrigo de esa percepción, crecen los jóvenes que la utilizan, o quienes frecuentan los burdeles solo para tomar una copa, o para celebrar un cumpleaños o una despedida de soltero. Este funcionario de 35 años reconoce que acude "de vez en cuando" a clubes nocturnos con sus amigos. No es obligatorio y no todos lo hacen", cuenta.

Economizan tiempo y sentimientos. Así, y muestra del culmen de esa normalización, el perfil de cliente de la prostitución en España ha rejuvenecido progresivamente. Hace tan solo cinco, nuevos estudios revelaban que la presencia de jóvenes de 20 había aumentado, y que la media de edad se situaba ya en los 30 años. Pues unas copas en un local de alterne. Hace muchas décadas ya que se asentó la costumbre de finalizar una cena o una comida en un burdel. Ya en los años veinte era muy habitual acudir a uno de estos locales, aunque fuera solo para jugar a los naipes", cuenta Guereña, que llama la atención sobre una realidad ciertamente impensable en otros países.

Y así funcionan no pocos ejecutivos: Brussa, desde Holanda, no lo ve extraño. A lo largo de todo el día la calle Robador es el lugar donde las trabajadoras sexuales intentan captar a los clientes. En la calle de Sant Ramon, conocida años antes por los vecinos como " la calle de las putas ", ahora no hay apenas presencia de la prostitución. Delante del bar Marsella hay cada noche una furgoneta de la policía.

Casademont afirma que esto ha hecho aumentar la presencia de drogodependientes, y destaca que su perfil es distinto al de hace unos años: El pasado jueves, un hombre intentó agredir a una prostituta embarazada con una jeringuilla usada, y gritó que alguien tenía que hacer el trabajo que no hace la policía.

Alexandra, de Rumanía, lleva tres semanas trabajando de noche en la zona. Los vecinos se muestran escépticos sobre la influencia que las reivindicaciones vecinales pueda tener en la ola de violencia. Xabier, que vive y trabaja en esta zona del Raval, asegura que "lamentablemente cada día hay palizas a las prostitutas, pero esto no tiene nada que ver con el repunte del consumo de drogas en el barrio".

Las viviendas de protección oficial que hay en la llamada Illa Robador fueron construidas bajo la promesa del entonces alcalde Joan Clos de "limpiar la zona", una promesa que guardaron también Jordi Hereu y Xavier Trias. Después de casi una década, los nuevos vecinos de este edificio recuerdan la promesa y se sienten decepcionados:

0 thoughts on “Prostitutas raval barcelona perfil de prostitutas en españa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *